martes, 2 de abril de 2013

Un año

Hay algo en ti que siempre me hace escribir. No sé si es el dolor acumulado o la esperanza de ser feliz que siempre vuelve. Siempre vuelve. Cuantas veces habré jurado y vuelto a jurar que esta era la última vez, que yo no caía más, que ya había aprendido la lección, y a decir verdad, la lección la tengo grabada de tanto caer, pero sobre todo, de volver a levantarme. En realidad, creo que eres una de esas cosas que siempre van a formar parte de mi, por mucho que les llegue a doler a los demás. Hay algo en ti que me hace flojear, que me da la posibilidad de decir "aquí tienes permitido ser débil, tienes permitido llorar" y me lo suelo tomar a pie de la letra. 
He intentado disfrutar de cada segundo contigo por que sabía que iba a volver a pasar mucho tiempo hasta que algo así volviera a pasar, el amor no debería basarse en oler a la persona que te gusta porque sabes que no va a volver, deberíamos ser capaces de querernos por largo tiempo, de no hacernos daño, debería ser capaz de tocarte y saber que al día siguiente lo podré volver a hacer. No necesito nada que me haga recordarte, vives aquí, siempre estás aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario