sábado, 19 de enero de 2013

Si te matara tendría que suicidarme.

Eres como un monstruo de dos cabezas, das miedo, eres terriblemente feroz y poco delicado, te cuesta mucho decir la verdad. Me muerdes cuando tienes ocasión, hasta cuando te alimento. Eres mi monstruo y no puedo hacer nada contra eso. Vuelcas mi mundo humano y de repente sales como si yo te hubiera invitado a esta fiesta. Me arruinas las fiestas. Aun así... si te matara tendría que suicidarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario